China afirma que su vacuna contra la Covid-19 estará disponible al público en noviembre

Los ciudadanos chinos podrían empezar a ser vacunados contra la Covid-19 en noviembre o diciembre debido a que las pruebas clínicas se están llevando a cabo sin contratiempo, afirmó una experta del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de China (CDC).

“Las pruebas clínicas se están llevando a cabo sin contratiempos”, ha señalado este martes la asesora jefa de bioseguridad del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de China (CDC), Wu Guizhen, en el diario estatal Global Times.

Los investigadores chinos han sido muy optimistas sobre su avance, y las empresas Sinovac Biotech y Sinopharm inclusive exhibieron durante este mes sus “candidatos” a vacunas en una feria comercial en Pekín.

Representantes de las firmas señalaron a la AFP que esperan que sus vacunas sean aprobadas tras los ensayos de la fase 3, hacia a fines del año.

La asesora jefe de bioseguridad del CDC, Wu Guizhen, mostró su convencimiento de que las vacunas contra la enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2 podrían tener efecto entre uno y tres años, apunta el diario estatal Global Times.

Un portavoz de la empresa Sinovac indicó este mes a la AFP que “decenas de miles” de personas ya se habían vacunado voluntariamente, incluido el 90% de sus empleados y familiares, entre 2.000 y 3.000 personas.

El gigante asiático desarrolla cinco de las nueve vacunas que ya están en la última etapa de sus ensayos clínicos, por lo que es el que más papeletas tiene para proclamarse ganador de la carrera. Ya impulso alguna de ellas en junio, cuando aprobó una de ellas de uso experimental para los militares, y también en julio, mes desde el que lleva vacunando a trabajadores de alto riesgo, como el personal sanitario o agentes fronterizos. Pero, por buenos que sean los resultados, ninguno de sus estudios, ni ninguno en el mundo, ha completado las tres etapas obligatorias.

En este sentido, hace una semana, un directivo de Sinopharm, el Grupo Nacional de Biotecnología de China (CNBG), desarrolladora de dos de los sueros inmunitarios, explicó que ya se han administrado al menos dos vacunas experimentales a «cientos de miles de chinos» sin contagios ni efectos secundarios.

Cinco vacunas en fase 3

Por ahora, cinco de las nueve vacunas que han alcanzado la tercera fase de pruebas clínicas a nivel mundial son desarrolladas por China, por lo que Wu aseguró que es el país asiático el que está “liderando” la carrera por descubrirla.

De hecho, la experta tomó parte en uno de los ensayos llevados a cabo en el país: “Me inyectaron una vacuna en abril, fui voluntaria en las pruebas. Me encuentro bien ahora mismo”, explicó.

Acerca de la fabricación de las vacunas, Wu reveló que expertos de la Comisión Nacional de Salud están revisando “de forma intensiva” las plantas de producción, y que por ahora dos ya han recibido luz verde por parte de las autoridades.

Al tratarse de un virus “de alto riesgo”, la experta apunta que es imperativo que las vacunas se produzcan en un entorno de presión negativa que impida que el patógeno pueda ser filtrado al exterior o a otras salas.

Actualmente, hay nueve vacunas candidatas que están siendo probadas en humanos en etapas adelantadas, aunque recientemente algunos han encontrado obstáculos: el gigante farmacéutico AstraZeneca y la universidad de Oxford detuvieron circunstancialmente los ensayos clínicos la semana pasada, después de que un voluntario desarrollase un efecto secundario inexplicable.