José Miguel Corrales pide perdón y deponer protestas

Este 8 de octubre, el vocero del grupo “Movimiento Rescate Nacional” llamó a manifestantes a deponer bloqueos en las calles y pidió perdón porque “no me percaté del avance del narco en Costa Rica”.

El propio Corrales denunció la infiltración de personas ligadas al narcotráfico en los bloqueos hace dos días. En esa ocasión, sin embargo, él culpó al presidente de la República, Carlos Alvarado.

Los manifestantes comenzaron los bloqueos desde el 30 de septiembre, en rechazo a la propuesta de impuestos del gobierno para acceder a un crédito de 1750 millones con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Tras la presión, el gobierno retiró la propuesta el 4 de octubre pero el grupo mantuvo los bloqueos.

Mensaje completo: 

«La Patria vive momentos de angustia. La concordia nacional se ha roto. Nuestra Democracia y la paz social están en juego y, con ello, el destino de nuestros hijos.

Desde lo más profundo de mi alma, pido perdón a Costa Rica por la cuota de responsabilidad que me puede corresponder en cuanto a ese estado de cosas.

Pidón perdón, en especial, a quienes han sido víctimas directas de la violencia desatada y a todos a los que han vivido días de zozobra y temor.

Fiel a mis convicciones y porque me duele lo que acontece en nuestro país, convoqué a la ciudadanía a una protesta pacífica contra los impuestos y otras medidas económicas que pretendía el gobierno.

Acaso por ingenuo, como muchos me catalogan, hoy la realidad es lo que describe este titular.

En 1989, cuando una Comisión Especial de la Asamblea Legislativa, de la que formé parte, rindió un informe que alertaba sobre la penetración del Narcotráfico en todos los poderes públicos, dije que esa era apenas la punta iceberg.

Hoy, más de 30 años después, como dirigente social, choco de frente con el ICEBERG completo del narcotráfico, entiéndase con grupos de traficantes de drogas y lavadores de dinero establecidos en importantes regiones del país, como lo es San Carlos y la Zona Norte.

Es por eso que pido perdón: no me percaté del avance del narco en Costa Rica al amparo de ciertos poderes políticos, fenómeno sobre el que yo mismo había alertado.

Esas fuerzas tenebrosas que se han implantado en algunas regiones, secuestraron, desnaturalizaron y vandalizaron la protesta ciudadana que convoqué. Protesta que obtuvo el apoyo casi unánime de la población en cuanto al rechazo a los impuestos y también un amplio respaldo a sus otros planteamientos.

Con humildad, pero no con resignación, admito mi error.

No me resigno a aceptar que el Narcotráfico pueda infiltrar y pervertir una protesta social en Costa Rica.

No me resigno a aceptar que las mafias de la droga hayan penetrado en tal forma nuestro aparato económico, social y político.

Me sorprende ver que las valientes denuncias que ha realizado, de manera reiterada, el diputado sancarleño Ramón Carranza sobre el avance del narcotráfico en la Zona Norte hayan caído en el vacío.